miércoles, 12 de octubre de 2011

Dorada a la sal en microondas


Me encanta el pescado y, si está fresco, creo que mientras menos cosas se le añadan, mejor. Donde se ponga un pescado a la espalda, o en papillotte casi sin nada, o a la sal... Por eso cuando ví en el blog de Angie su propuesta de lubina express hecha en microondas me quedé con el run-run de hacer algo parecido más pronto que tarde. Angie es una estupenda bloguera, os recomiendo que visitéis con frecuencia su blog porque vais a encontrar recetas muy sencillas pero con un toque original y sugerente, que dan muchas ideas y pistas. He seguido al pie de la letra sus instrucciones y el resultado es un pescado sabroso y potente pero que sólo sabe a eso, a pescado; encima la receta es rapidísima y muy cómoda y fácil de hacer, y os aseguro que queda igual de rica que en el horno convencional. Un hallazgo, vamos. Angie, gracias!

Lo único que necesitáis es un pescado de ración (por aquello de que tiene que caber en el micro) y muuuuy fresco; yo he hecho esta preciosa dorada, fijáos qué ojazos....



 Pedid en la pescadería que quiten las tripas y la cabeza al pescado pero que le dejen las escamas. Usad una fuente apta para microondas y poned en la base una capa generosa de sal marina gruesa, colocad encima el pescado y cubridlo bien con más sal, de manera que quede totalmente tapado. Apretad bien el resultado con las manos, asegurándoos de que el pescado está totalmente enterrado en sal.




La preparación es tan complicada como lo que sigue: microondas, a máxima potencia, 8 minutos, sacad la bandeja fuera del micro y dejad que repose un par de minutos más. Listo! Ya sólo queda retirarle bien la sal, yo os recomiendo usar un cuchillo fino y, con cuidado, haced la forma y sacad lo que sería la "tapadera" de sal que está justo encima del pescado (que sale entera y así, como una tapadera, ya veréis) y luego pasad el pescado a una fuente o un plato, donde os vais a quedar alucinados de lo bien que se pela y de cómo la piel sale entera y sin romperse. Todo esto último no es nada nuevo, porque es exactamente lo mismo que se hace cuando el pescado a la sal se prepara en el horno; lo bueno de esta receta es la rapidez.

Aprovecho la entrada para reivindicar al microondas. Siempre digo lo mismo: sirve para algo más que para calentar leche... aquí tenéis una prueba. Animáos! 

12 comentarios:

  1. Pues la dorada estará buenísima y sera rápida, no lo dudo...pero en casa el microondas para la leche, jajajajajaja y poco mas..Estoy de acuerdo con tus palabras de Angie!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Hola niña. Tengo que confesar, que soy muy reacia a hacer cosas en el micro.
    Pero esta receta, me ha dejado sin palabras.
    Yo cuando la hago, siempre en el horno; pero creo que despues de ver la tuya, nunca mas.
    Que suerte haber dado con tu blog.
    Creo que a partir de hoy, aqui me quedo siguiendo tu cocina .
    Una preguntita. ¿Por que sal marina?. Te lo pregunto, por que yo siempre le pongo sal gorda y un poco humedecida.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  3. Recetas de Triana: Os aseguro que el pescado hecho así en el microondas es una deliciosa sorpresa... Lo de calentar la leche está muy bien (¿quién sigue usando y fregando luego el dichoso cacito desde que se inventó el microondas???) pero de verdad que tiene más utilidad, probadlo.

    Imaginación. Bienvenida al blog!!!! Te digo lo mismo del micro que a Recetas de Triana. Cuando hablo de sal marina me refiero a sal marina gorda, y no la humedezco si el pescado está fresco y recién limpio (él sólo tiene así la suficiente humedad, creo yo). Espero seguir viéndote por aquí.

    ResponderEliminar
  4. Además que la dorada es un pescado bastante jugosito, así que así sacando su sabor tiene que estar estupendo.
    También me encanta el tema del microondas, si es que se pueden hacer más cosas de las que pensamos con él! y mucho más rápido!

    ResponderEliminar
  5. A que queda riquísimo, Susana? Me alegro mucho que te haya gustado y te agradezco infinito tus palabras! Un beso fuerte!

    ResponderEliminar
  6. Angie, gracias a tí por la receta y por todo lo que nos cuentas en tu blog, ¡me encanta!

    Elena, Angie hizo esta receta con lubina y yo con dorada, pero cualquier pescado primo-hermano de estos queda así estupendamente, como tu dices, jugosito, con todo su sabor y sin disfraces.

    ResponderEliminar
  7. Madre míaa, qué descubrimiento!

    Lo tengo que hacer, muchas gracias. Besos

    ResponderEliminar
  8. Floruca, anímate y nos lo cuentas!

    ResponderEliminar
  9. Hola Susana, me parece una idea buenísima lo de hacer este pescado en el microondas, yo la dorada a la sal siempre la he hecho en el horno, pero así tiene que ser mucho más rápido.
    besos

    ResponderEliminar
  10. Me parece una receta muy complicada.

    ResponderEliminar
  11. Anónimo4/3/13 04:18

    Hola en que modo hay que poner el micro ?gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Anónimo (:D), para hacer esta receta una el micro a máxima potencia, durante 8 minutos si la dorada es de un tamaño normal, si es grande quizá necesite unos minutos más, pero pocos. Ya nos contarás!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...