sábado, 8 de diciembre de 2012

Carrilleras de cerdo en salsa (by ACZ)

Hay que ver lo que gusta juntarme con mi padrino ACZ y su señora, mi madrina EAD, para cualquier cosa en general, y para un guisoteo en particular. Ya os he contado otras veces el estupendo resultado de estos trajines que nos traemos juntos, de los que siempre sale algo delicioso y, sobre todo, un rato la mar de agradable cocinando pero también hablando de lo divino y de los humanos (que es incluso mejor que cocinar, si cabe :D) ACZ borda muchas cosas entre fogones, yo me pego con las orejas tiesas y como una lapa a él siempre que puedo, sobre todo porque me gusta mucho estar con él y con EAD, pero también porque siempre aprendo algo. Y una de las cosas con las que ACZ se sale es con esta receta que hoy os cuento, y que nos marcamos hace unas semanas en amor y compaña, compartiendo risas y confidencias. Quedó de lujo y, sobre todo, disfrutamos mucho (como siempre) del ratito, mezclando el "anda y pícame unos ajos mientras yo troceo la cebolla" con otras charlas que no os voy a contar aquí... ;) Como me suele pasar cuando vienen invitados a Gastronofilia hoy solo he hecho de pinche y de fotógrafa: esta receta es responsabilidad exclusiva de ACZ, así que los posibles comentarios (que espero que hagáis, porque el cocinero y la receta lo merecen) se los debéis dirigir directamente a él. ¡Que cada palo aguante su vela!!!!

Necesitamos unas buenas carrilleras de cerdo como las que veis más abajo, a las que conviene limpiar un poco de telillas y cosas indeseables. También nos hace falta, además de algunos arreos básicos (aceite de oliva virgen, sal gorda, un molinillo para disponer de pimienta negra recién molida, perejil -¡fresco!!!-, algunas especias de las que siempre hay que tener en casa, esta vez clavo, nuez moscada...), verduritas variadas (ajo, cebolla, pimiento verde, zanahoria, tomate y puerro, aunque este último no sale en la foto, cosas del directo :D) y algún vino con cuerpo y fuerza (esta vez hemos utilizado un oloroso).


ACZ dice, con buen criterio, que lo recomendable es sellar las carrilleras en aceite bien caliente, vuelta y vuelta, antes de meterse en el lío del guiso. Luego en la misma olla, y con el mismo aceite que nos ha sobrado (bueno, más un pelín, que este guisote quiere grasa :D), le damos un par de meneos a las verduras que antes os he contado, mareándolas con cariño y añadiendo, cuando estén ya como tienen que estar, las especias, el perejil, la sal que nos parezca conveniente y un buen (pero buen) chorreón de vino (ya os digo que hemos tirado de un oloroso, pero utilizad el que os parezca siempre y cuando tenga fuerza: un amontillado, un coñac...). Dejad que toda esa maravilla se líe, se maree y se mezcle un rato y, cuando os parezca que está como debe estar, le metéis la batidora para integrar la salsa.



  
Es el momento de añadir las carrilladas que hemos marcado antes, algo de agua a ojo, rectificar de sal, y dejarlo chup-chup hasta que esté. El resultado es una carne sabrosa y tierna, que admite los acompañamientos que os apetezcan más. ACZ optó por unas papas fritas y unas judías verdes salteadas con ajo, como se ve en la foto del emplatado que hay al principio de la entrada, y la cosa quedó de vicio. Pero digo yo (esta vez sí que intervengo, ¡¡¡que al fin y al cabo es mi blog!!!) que esta receta quedaría también muy bien con unos brócoli al vapor o con un arroz integral, refritos con ajo.... Ninguna de estas dos sugerencias mías le gustarán en principio a ACZ, pero como además de querernos mucho resulta que estamos atentos a lo que el otro sugiere (no es muy frecuente en estos tiempos, pero es que nosotros además de querernos nos respetamos, ya veis) pues seguro que no le importa mi pequeña intromisión en su receta... porque este post es suyo, de todas todas, insisto en que vuestros comentarios deben ir para él. ¿Se animará ACZ alguna vez a crear su propio blog de cocina???? Espero que no, conociéndole coparía el mercado y me dejaría sin amigos en la blogosfera... con cocineros así.... 

12 comentarios:

  1. Mmm... Deliciosa carne y muy bien.acompañada con esa pedazo de salsa!

    ResponderEliminar
  2. Deliciosa la carrillera en cualquiera de sus versiones y mira que cocinamos y degustamos varias...Susana esta me la llevo, es como hacemos la mayoria de las veces las albondigas..
    Besos

    ResponderEliminar
  3. No me van mucho las carrilleras, pero con esa salsa... Me hincharía a mojar pan! Besitos, Susana.

    ResponderEliminar
  4. Que ricas y con esta salsa quedan estupendas!!!! Me encanta tu blog, por aquí me quedo!!
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida María Teresa, también me verás por el tuyo :)

      Eliminar
  5. Que ricas estas carrilladas, y veo que pasas la salsa mejor,,,,,,,,un plato realmente bueno, ademas si se cocinan bien estan muy tiernas,......como se ven las tuyas, besitos guapa

    ResponderEliminar
  6. Una carne deliciosa! Una vez que aprendes a cocinarla siempre sale tierna y jugosa! De rechupete!

    ResponderEliminar
  7. Que ricas, las carrilleras nos encantan.
    besos

    ResponderEliminar
  8. Te han quedado estupendas, nos gustan muchisimo tan tiernecitas y jugosas.
    FELICES FIESTAS
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Yo es que no soy muy fan de este tipo de carnes, pero la salsilla tiene una pinta riquísima!!
    Y bueno, tengo que aprovechar a desearte una Feliz Navidad y un Feliz Año nuevo!!

    Besos

    ResponderEliminar
  10. Te deseo un próximo año lleno de felicidad, Susana! Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Susana que tengas un muy feliz y gastronómico año 2013
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...